Comienza Contenido
Subida a la Apacheta
Hace poco asistí a un evento de profesionales bastante aburrido y poco interesante. Sin embargo, gracias a que el talento suele estar lejos de los discursos y formalidades, tuve una cena bien interesante con dos amigos de carrera y uno de esos profesores universitarios que merecen la pena (Xulio). Entre el pulpo y la empanada nos dio por aprovechar el tiempo y lo pasamos bastante bien. Estuvimos tratando de responder a algunas preguntas típicas de muchos profesionales. ¿Volvería a estudiar lo mismo? ¿Cómo debería ser la Universidad? ¿Qué competencias importantes aprendería primero? ¿Qué es lo importante en la carrera profesional? ¿Que nos recomendaríamos, a nosotros mismos, al comenzar la universidad? Son preguntas que suelen salir a lo largo del camino profesional. Y además, en los últimos meses, me habían preguntado varias veces: Tengo 17 años y no sé qué carrera hacer. ¿Qué me aconsejas? Por eso me puse a responder, o más que responder, a generar más preguntas.

Lo primero que yo planteo es: ¿merece la pena ir a la universidad? Es una reflexión donde sintetizo todo lo que yo le diría a alguien que quiere ir a la universidad. De hecho el origen de ese material fueron recomendaciones para alumnos de formación profesional, que ya pueden trabajar pero que quieren aprender más

La recomendación, es típica, si tienes la oportunidad de ir, no lo dudes. Muchas cosas importantes las aprenderás fuera de clase y algunas muy especializadas en clase de muy buenos profesores (el 10%). La recomendación, ya que vas, es hacerlo en serio y eso significa ...

  • Estar Centrado
  • Trabajar Duro
  • ... y Disfrutar

Y esto vale para cualquier carrera. Pero, ya, ya, ¿y qué carrera hago? A los 17 años esta decisión parece todo un mundo, pero 17 años después la pregunta se suele ir reformulando: ¿esto que hago, me gusta? ¿puedo vivir de ello? ¿tenía que haber estudiado otra cosa? Quizá encontrar respuestas a los 17 años (y después) no es la clave. Quizá lo interesante es hacerse las preguntas adecuadas, no responderlas tan aprisa. Y este es el primer principio: definir a qué voy y qué puedo encontrar en una universidad.

Otro aspecto que suelo resaltar es el de aprender competencias transversales, es decir competencias que cualquier profesional, en cualquier ámbito, va a utilizar. Èstas no suelen estar en el currículum de la universidad y es bueno buscar donde aprenderlas (muchas veces fuera de clase). Para mí hay tres que son importantes:

Podríamos añadir también todos los aspectos del buen uso de la tecnología, por ejemplo usando Internet pero aunque se suele hacer mucho hincapié en esto, yo creo que no es lo más importante. Mejor un buen profesional con una mala herramienta, que uno malo con una buena herramienta. Este es el segundo principio, busca competencias transversales que te sirvan para diferentes trabajos.

Y por último, desde mi perspectiva (que ya terminé mi pregrado hace 20 años) a mí me parece que carrera profesional (de lo que vamos a vivir) es muy diferente de carrera universitaria (lo que estudiamos). De lo que se trata es de vivir con ...

  • Independencia Económica. Es decir, hacer algo que me permita vivir según mis necesidades [1] sin depender de nadie
  • Pasión. Es decir, levantarme por las mañanas y hacer algo que me guste[2] y que tenga impacto[3] en el mundo

Suponiendo un ambiente profesional y unos ingresos mínimos (que hoy en día es mucho suponer) a la hora de trabajar a gusto el factor importante no es el dinero sino la pasión. Y pasión es lo que distingue a los buenos profesionales. Bueno, pasión y responsabilidad social. El resto de los factores, claro que son importantes, pero no son LOS importantes.

Los buenos profesionales que yo conozco, independientemente de su profesión, les gusta lo que hacen y pueden vivir de ello. Es simple. Este es el tercer principio, definir lo importante en la carrera profesional.

Por eso, yo creo que la pregunta adecuada es ¿qué profesional quiero ser? Y eso a los 17 años no se puede saber, de hecho y afortunadamente, uno puede tener diferentes profesiones en la vida. Pero eso es mucho pensar a los 17 años pero tres cosas de mi experiencia que a lo mejor te ayudan son:

  • El curriculum es importante porque te ayuda a formar bien tu cabeza (capacidad de análisis y toma de decisiones) pero no por las técnicas concretas
  • Lo importante es lo que aprendes y lo que sabes hacer, no el título o una asignatura concreta
  • Estudia algo que te guste, por lo que tengas pasión y ya llegará el tiempo de decidir si vas a trabajar en eso o no.

Con el paso del tiempo verás que es muy diferente trabajar con un buen profesional, que sea inteligente y que resuelva y que no hay tantos. De hecho muchos no han ido a la universidad.

Rebaño de Llamas

Y si quieres escuchar otras opiniones, estas son algunas respuestas de tipos bastante listos y que visionarios, quizá nos pueden dar otra visión. Son discursos de graduación, es decir, a alumnos que terminan la universidad:

En fin, Tengo 17 40 años y no sé qué carrera tener. ¿Qué me aconsejas?. Que tomes tus propias decisiones y que te hagas responsable de ellas. Eso hacen los buenos profesionales


Notas

[1]. Las necesidades materiales y económicas van a definir mucho de tu carrera profesional. Aprender a ajustar las necesidades (austeridad) es una manera de fortalecer tu carrera profesional. No es lo mismo tener gastos por 600 € que por 2.000€.

[2]. Por gustar, no digo algo que sea perfecto porque todos los trabajos tienen sus ventajas e inconvenientes. Se trata de detectar si me compensa lo que estoy haciendo y estoy en algo que me gusta.

[3]. Es curioso como el impacto que tiene nuestro trabajo, es importante. Pero eso no significa que tengamos que estar en profesiones de ayuda o ser emprendedores que cambien el mundo. No, cualquier trabajo es diferente que lo haga una persona que piense en el impacto que tiene, que otra que no. En realidad es el valor del servicio lo que importa.

Sección del Artículo
Blog 1 de 1.000
Sección del Artículo
¿Y porqué 12SEM?
Pues porque *o arrancas en 12 semanas* o no vas a arrancar nunca. Es por eso que he planificado mis cursos a distancia [1] en 12 semanas o *mis ofertas de trabajo* (Proyecto 12SEM [2]). Cuando lo pensé * buscaba un equilibrio* en la duración del...
Si te interesan este tipo de artículos, revisa mi Curso de Proyectos

¿Te gustó el artículo?

Comentarios