Comienza Contenido
  • Lo lees en 3 min
  • Escrito por Cesáreo hace 17 años y 11 meses (06 Sep 2006 13:26)
Hablando estos días sobre la posibilidad del teletrabajo en Bogotá/España, me encuentro reflexionando en algunas decisiones de hace años. Hace 4 años decidí involucrarme en aspectos de teletrabajo y asi lo he hecho, compatibilizando la ingeniería con la docencia.

En realidad sigo afirmandome en lo que pensaba, centrándolo en Bogotá, algunas ventajas serían:

  • Ventajas del Transporte, evitando por ejemplo el pico y placa
  • Aumento de la Productividad, si se mejoran los procedimientos de gestión
  • Mejora de la calidad de trabajo (al hacerlo en casa y en un entorno agradable)

Al final, las ventajas son hacer el mismo trabajo en menos tiempo, o perder menos tiempo en hacer el mismo trabajo. He visto también que es un ahorro de espacio. El gran inconveniente es el posicionamiento comercial, es decir, ¿quien me contrata para hacer teletrabajo? Misma reflexión de hace tiempo.

La ventaja en Bogotá es que los apartamentos/pisos son más grandes (más fácil tener una oficina en casa), el acceso a Internet es suficiente y la vida muy agradable. Además, en mi caso, teletrabajar significa que puedo vivir en Bogotá o en Panxón o en la luna. Romper el esquema de condicionar el lugar de trabajo al de la vivienda, me parece el concepto radical del asunto.

Sin embargo, es difícil pensar es organizaciones sostenibles utilizando un esquema de teletrabajo puro y es mejor un esquema mixto (pasar o reunirse de vez en cuando en una oficina)

Sección del Artículo
Blog MI estancia en Bogotá

¿Te gustó el artículo?