Comienza Contenido

Mis recomendaciones para una buena docencia

Mirando Atrás

Después de más de 3.000 horas dando clase se me ocurrió escribir mis reflexiones para que cualquier profesor mejore su docencia. Porque los profesores son la clave de cualquier sistema educativo. Mi experiencia es con adultos y en áreas un poco técnicas (ingeniería, educación y gestión de proyectos) pero yo creo que hay muchos aspectos válidos para cualquier etapa educativa.

Y antes de arrancar con mis reflexiones, lo mejor es dedicarte un cuento y aclararte que para mí es más importante un maestro que un piloto

Hay mucho material en Internet con recomendaciones para una buena docencia pero el mejor que yo he visto y experimentado son recursos de la Universidad de Berkeley (en inglés):

... en resumen

Pues en resumen, la docencia tiene que buscar (en el alumno y el profesor):

  • Autonomía. Que sea capaz, con mis recursos, de resolver mis problemas
  • Responsabilidad. Que acepte mi responsabilidad y la asuma
  • Excelencia. Que sea capaz de mejorar y proponer nuevas soluciones o herramientas (hay gente que a esto le llama innovación)

Y para conseguir esto no hay genios, hay que trabajar. Tanto el alumno como el profesor. Las horas de preparación por hora de clase depende mucho del curso, la experiencia y el tipo de alumnado. En general yo creo que tiene que ser un equilibrio entre 2 a 1 (máximo) y 1 a 2 (mínimo).

Y si quieres ver los detalles estas son diez reflexiones desde mi experiencia:

Lo que no se evalúa no se aprende

Hay que evaluar continuamente, no tiene sentido evaluar con un único examen y de una única manera. Es necesario una evaluación continua y personalizada (aunque los consultores de la calidad protesten). Mi metodología de evaluación me ha dado muy buenos resultados y trato de hacerlo cada día más continua y más personalizada (a un coste razonable). En concreto he utilizado:

  • Test. Fácil de corregir y da una idea de las principales fallas. Con tiempo limitado
  • Examen Oral (Proyecto Personalizado). Muy interesante porque permite evaluar al alumno bajo presión y tensión. Hay que hacerlo de forma delicada y respetando los nervios del alumno, pero es muy buena herramienta.
  • Control diario. Hay que estar evaluando las tareas de todos los días, cada actividad.

Además dejo cualquier documentación y con un tiempo limitado (como ocurre en el trabajo). La gran ventaja de la evaluación continua es que uno puede actuar antes y no esperar al final cuando ya no hay tiempo para que el alumno corrija su trabajo.

Y por último, la evaluación del profesor. Si no te evalúas y no te dejas evaluar, no aprendes.

La tecnología es una herramienta no un fin

Aunque la tecnología ha avanzado mucho, y avanzará, el proceso de aprendizaje del ser humano no ha cambiado mucho (ni cambiará). Aprendemos más o menos de la misma manera que hace 50 años, nuestro cerebro no ha evolucionado tanto (ya está bastante evolucionado). Si es cierto que hay nuevas formas de aprender (por asociación) pero en la práctica: aprender sigue siendo el mismo proceso. Usar nuevas tecnologias está bien, pero siempre y cuando apoyen ese proceso (o ahorren tiempo). Es decir, ¿puedo aprender aprender lo mismo pero con menos esfuerzo?. Si la tecnología sirve para eso úsala, si no, mejor no utilizarla. Y yo añadiría ¿puedo enseñar esto con menos esfuerzo?. La idea es la misma.

Yo uso servicios Internet en mis clases y lo que más éxito ha tenido es:

  • Comunicación Individual: Estoy disponible al chat y al correo
  • Comunicación Grupal: Grupos de Correo
  • Materiales en línea. En realidad esto ha sido muy util para mí pero gran parte de los alumnos no lo consultan o lo hacen muy poco. Me permite tener totalmente actualizados los materiales, hacerlos públicos y permite al alumno profundizar más.
  • Encuestas de Evaluación vía Web. Esto es una herramienta fundamental, he aprendido mucho con las evaluaciones de alumnos.

Tengo mis dudas de otras posibilidades que a mí me parecerían interesantes

  • Horario y Actividades vía Web. Lo tengo pero no se ha consultado mucho. A mí sí me ha servido como agenda personal.
  • Foro. Crear un foro de discusión (ya existe uno en el centro pero con poco éxito)
  • Actividades Personalizadas. Una herramienta vía web para tener actividades personalizadas por alumno (el concepto técnico se denomina portafolio). Es una idea interesante, pero más centrada en actividades de teleformación.

Y sí, una pizarra digital, no deja de ser un ordenador conectado a un proyector. La clave no es la tecnología, sino utilizarla bien.

Como anécdota, lo de las nuevas tecnologías en educación es relativo. A mí me gustaría tener las competencias de mi tía maestra de primaria que con 64 años tenía a 25 niños atentos, controlados y con autoridad. El incompetente del inspector de educación la obliga a pasar a MS Word su programación didáctica, pero nunca ha estado en su clase. Se critica al profesorado de más edad porque no manejan el computador. Pero es que (los buenos) no lo necesitan. Es más incompetente un profesor que no sabe controlar una clase. La tecnología es una herramienta, no el fin

Una Educacion para Todos

Conocer y trabajar el grupo y la persona

Cada grupo es diferente. Cada Persona es diferente. Podríamos clasificar a los alumnos al principio de curso (muy recomendable) por ejemplo en tres niveles: básico, medio y avanzado. Puede ser un test o una entrevista personal por ejemplo. El objetivo no es etiquetar, es conocer para trabajar (desarrollar el potencial). Esto por una parte.

Por otra parte siempre van a surgir conflictos (trabajamos con personas, no con máquinas) y es necesario estar atento y fortalecer la confianza y el respeto dentro del grupo. Este tipo de competencias (trabajo emocional, gestión de conflictos, dinámica del grupo) debería ser imprescindible en la contratación o en los procesos de formación del profesorado.

Conocer las personas (el individuo) y la clase (el grupo) es parte del trabajo del profesor.

Hay mucho talento en el alumnado

La educación tradicional y vertical, es decir, el profesor que sabe enseña al alumno que no sabe, tiene muchas limitaciones. Cada alumno, dependiendo de su motivación y capacidades, tiene mucho que aportar e incluso que enseñar. En mi caso personal yo he aprendido mucho enseñando y he obtenido mucha información de alumnos, tanto en temas nuevos como en corregir mis propios errores. El cambio importante está en el acceso a la información pero una cosa es tener la información y otra el conocimiento. No tengas miedo al alumno, que te hará mejor profesor.

Hay que aprovechar el talento que hay en el alumnado, nos hace mejores profesores pero necesitan acompañamiento (es la única forma de crecer)

Importancia de la tutorización

Reconociendo la importancia del punto anterior, la figura del profesor es muy importante, sobre todo en el seguimiento personalizado del alumno. La situación ideal sería atender al proceso de aprendizaje de cada alumno, con métodos de evaluación, de búsqueda de información y documentación personalizados, sobre todo dependiendo de la disponibilidad, motivación y recursos del alumno. En aulas de menos de 30 alumnos no hay excusa para no hacerlo. La idea que más me gusta es que un profesor es un entrenador personal. Esto sí que revolucionaría la educación.

Los proyectos personalizados son una buena herramienta (aunque no valen para todos los alumnos)

La docencia como proceso de mejora continua

Hay que entender el concepto de mejora continua( círculo de Deming o Ciclo PDCA):

  • Plan. Planifica tus clases. Es la idea de las programaciones didácticas y/o unidades didácticas
  • Do. Hazlo, ejecuta el plan
  • Check. Revísalo, hazle seguimiento, mira qué funciona o qué no
  • Act. O sea, actúa, cambia lo que no funciona, y vuelve a planificar

Ya sé que parece de sentido común, pero no abunda. Generalmente el problema es falta de tiempo, o falta de recursos. También muchas veces dejadez del profesorado

La docencia es vocacional (en gran parte)

La docencia tiene que gustar porque sino es muy estresante. De hecho los profesores son una de las profesiones con mayor índice de estrés laboral. ¿Porqué? Bueno, es complejo, pero básicamente porque se trabaja con personas: con cerebros, no con máquinas. Los procesos de educación/re-educación son personales, al ritmo de cada uno y llevan su tiempo. Cada alumno es un mundo

Y cada profesor es un mundo, con sus circunstancias personales, familiares y de recursos. Hay una falta importante de formación, atención y evaluación del profesorado. Hay que cuidar el que cuida, es uno de los puntos débiles del sistema educativo

Formación y Evaluación del profesorado

Este es un punto sin resolver. Siempre cuento la anécdota de seleccción de profesorado en Berkeley: grabaron nuestra clase en vídeo dos veces, y con dos supervisores para ver si contrataban a nuestro profesor para todo el año. Esta grabación se revisaba en el departamento y con el profesor, antes de su contratación (o no).

Ya sé que suena impensable en nuestra realidad (y más con el ego de los profesores que nos gusta evaluar pero no que nos evalúen). Pero es imprescindible para una buena docencia y, diría yo, para una satisfacción personal y profesional. De la evaluación surgiría la formación (no como los inútiles cientos de horas de formación que se dan a profesores y que no sirven para nada).

Un profesor pertenece a una institución educativa

Cada colegio es un mundo. A mí en realidad lo que más me interesa es la docencia y el contacto real con el alumnado. Pero un profesor pertenece a un centro educativo que tiene sus problemas, sus intereses y sus objetivos. Una parte importante es el equipo directivo (dirección y jefatura de estudios). Afortunadamente donde yo he dado clase presencial (Daniel Castelao y Universidad Simón Bolivar) los equipos directivos han sido muy buenos.

Hay instituciones educativas muy complejas, con conflictos personales, luchas de poder, posicionamiento y control político, problemas de disciplina, falta de recursos, etc. Es lógico, pues donde hay personas hay conflictos, pero la gestión de una institución educativa es un tema complejo. Los claustros, especialmente en instituciones mediocres, son fuente de intrigas y mediocridada, pero te guste o no, perteneces a esa institución y hay que aprender a manejarlo.

Coordinación de Temarios

Es importante coordinar con el área qué aspectos del temario se va a cubrir. Si bien esto está generalmente estipulado por la legislación vigente es bueno coordinar con el área para ver que aspectos se cubren en cada asignatura. Se malgasta mucho tiempo al no estar coordinada el área.

En realidad se tiene en cuenta información del exterior (en el caso de la formación profesional viene de las empresas) y también los recursos con los que se cuenta.

Las Competencias Transversales

El objetivo de la docencia (ojo en el ámbito profesional) es dar las competencias necesarias para ser buen profesional. Y, más allá, formar buenas personas. Es tener recursos para vivir bien (es decir inteligentes de verdad). Y lo que yo me he encontrado es que, además de la temática técnica o académica, hay competencias transversales muy necesarias y que, rara vez, se enseñan (o se promueven). Le llamo las tres Ps.

  • Producividad
  • Aterrizar los Proyectos
  • Presentar las Ideas

No suele haber espacio en los currículums para ello pero es importante tenerlo en cuenta y trabajarlo con los contenidos del curso en sí.

Reflexiones de Otros

Voy encontrando reflexiones muy buenas sobre docencia de otros profesores. Muchas de estas personas tienen mucha más experiencia que yo, me parece muy interesante leerlas. Dos bien interesantes: