Comienza Contenido
  • Lo lees en 25 min
  • Archivado en Uruguay
  • Escrito por Cesáreo hace 1 año y 9 meses (20 Mar 2017 13:11)

De lo más interesante que conocí cuando vivía en Uruguay fue la Rifa de Arquitectura. Sí, una rifa (un sorteo) y de una universidad (Arquitectura Udelar). ¿Y porqué me parece interesante? Pues por la idea genial y la ejecución perfecta.

  • Genial. Financiar un viaje académico[1] alrededor del mundo.
  • Ejecución Perfecta. Vender Rifas[2] (muchísimas)

La Idea

Peta en Uruguay

La idea surgió hace casi 70 años (en 1945). Y eso da idea del país. Medio Mundo en guerra y en Uruguay unos estudiantes locos se ponen a pensar en lo interesante que sería conocer la arquitectura de todo el mundo y ver la manera de financiarlo. Como leí una vez (creo que a Eduardo Galeano): Uruguay era un país del Siglo XXI en el Siglo XX y es del Siglo XX en el Siglo XXI. La idea surge como un grupo de élite (al estilo Grand Tour) pero rápidamente se populariza y creo que a mediados de los 70 se convierte en el Viaje de Arquitectura. De un viaje para unos pocos a un viaje para todos. Inicialmente el gobierno uruguayo financiaba gran parte del viaje y luego, al popularizarse, se fue financiando con rifas y diferentes actividades. Y se comenzó a financiar también como una forma de tener independencia del gobierno de turno sobre todo, según me dicen, en la época de la dictadura. Se trataba de ser libres y hacer el viaje que les diera la gana. Y para eso hace falta dinero.

Pero la idea va más allá de la rifa[3]. Se organizan:

  • Eventos Culturales: concurso de relatos, de fotografía, exposiciones ...
  • Eventos Académicos: visitas y actividades relacionadas con la arquitectura
  • Fiestas, que para eso es una universidad.

Y es ahí donde surge la lotería. Todo un conjunto de actividades con un objetivo común: un viaje de 8 meses por todo el mundo. Esto sí que es un proyecto interesante y sólo por esto yo creo que ya merece la pena ir a la universidad. Y gracias a esto, más de 5.000 estudiantes han recorrido medio mundo, que ya de por sí es un plus de formación académica y profesional. De hecho la gran mayoría era la primera vez que tomaban un avión y salían de su país (más allá de Argentina o Brasil). Parece hasta una política de estado ideal para un país entre gigantes. ¿Te imaginas ver en el currículum viajé 8 meses alrededor del mundo? Además de la envidia que me da, a mí me parece que es una buena forma de adquirir competencias transversales. Estos estudiantes, no sólo han participado en un proyecto complejo, sino que tienen una visión del mundo más allá de su contexto.

La Ejecución

La primera idea fue sortear una casa. Una casa hecha por los mismos estudiantes y escogida en un concurso abierto. Es decir, construimos una casa por 50 y la vendemos por 100. Y con la ganancia nos vamos de viaje. Es simple y dentro de los objetivos académicos de la facultad. Y es una casa de diseño (digamos, de autor) dirigida por arquitectos en formación siempre en Uruguay (ver mapa) y ya son muchas. Puedes revisar la convocatoria 2015 para hacerte una idea de la organización. Impresionante.

Porque la idea no es sólo diseñarla sino construirla. Cada año se está diseñando una y construyendo otra (la de la rifa). Eso sí es un proyecto fin de carrera (no la chorrada que yo hice). Supongo que aprendes más con eso que con muchas asignaturas. Y claro, ya que sortean una casa, el siguiente paso era sortear más cosas. Y puedes alucinar con lo que sortean. Por ejemplo:

  • Viviendas (la casa y varios apartamentos)
  • Coches (Renault Captur y Clio)
  • Dinero (75K USD en una Tarjeta MC y otros importes)

Y así hasta 2 millones de dólares en premios. Sí, 2 millones. ¿Qué no te lo crees? Pues nada, revisa, revisa.

¿Y cómo lo hacen? Pues el esquema es bastante sencillo y a la vez tiene cierta complejidad. Es una organización autogestionada y solidaria. Gestionan 10 millones de USD cada año. Sí, diez millones[4]. Todo auditado y gestionado por los estudiantes y con alguna ayuda externa. La logística del viaje creo que la organiza la agencia Rumbos y hay personas contratadas en la parte administrativa y contable. En cada viaje participan hasta cuatro generaciones. Una viaja y 3 venden rifas. De los 7 años, hay 4 generaciones participando:

  1. La que viaja (la mayor). Son los que hacen el viaje, muchos ya han terminado (7º año)
  2. La que organiza (la madre). Es la que está vendiendo más rifas y la responsable. Ya compraron los premios, están construyendo la casa y organizando el viaje del próximo año. Venden a partir desde 120 (viaje sólo Europa) hasta 180[5] (viaje completo)
  3. La intermedia. Venden todas las rifas para ir llenando su cuenta del viaje[6]. Venden 60.
  4. La que empieza. En el cuarto año de carrera se comienza a vender rifas y todas para la generación madre. Venden 25.

Cada persona tiene que vender un mínimo de 200 rifas durante 3 años [7] tanto para la propia generación como para la generación madre. Si vende más, fenomenal, pero van a un fondo común. Si vende menos, tendrá que pagar parte del viaje.

Es un proyecto de 10 millones de USD de presupuesto, a conseguir en 4 años y con una organización solidaria (intergeneracional), autogestionada (alumnos) y con un aprendizaje continuo (proceso continuo). Yo creo que se tendría que estudiar como un caso de éxito en gestión de proyectos. Porque además, cada año, es un proyecto exitoso: se cumple el alcance, en plazo y en presupuesto. Unas 300 personas viajando. Impresionante.

Los datos del proyecto:

  1. Alcance: 300 personas viajan 8 meses alrededor del mundo
  2. Presupuesto: 10 M (millones) USD. De actividades y venta de rifas (unas 66.000)
  3. Plazo: 3 años + (casi 1) de viaje

La Rifa

Un Atardecer en Montevideo

La estrategia comercial está muy bien pensada. Cada estudiante tiene que buscarse la vida para vender sus rifas (o autocomprarlas con sus ahorros). En mi caso, la primera vez fue Lorena la que, mientras paseaba con mi hija, me abordó y comenzó a contarme la historia. Es marketing directo. En el caso de extranjeros funciona así (porque no tenemos ni idea y no conozco ningún caso similar). Es más, yo nunca compro rifas (que la mejor lotería es el ahorro), pero en este caso me fascinó la idea. De hecho compramos 8 rifas entre varias personas, y nos tocó una terminación.

La gestión es un poco arcaica pero a la vez sofisticada. Cada estudiante tiene una lista con sus rifas y se reparten los contactos (clientes) de otros años para que sea proporcional. Así, todos los estudiantes parten con un mínimo de rifas vendidas (muy probablemente). Y, a partir de ahí, utilizan la técnica de puerta fría (como en mi caso). Lo habitual es utilizar relaciones de confianza (familiares y trabajo) pero contratan campañas de publicidad y tienen puestos en las ferias. Por lo que ví no está sistematizado tecnológicamente y es sorprendente para el volumen de la gestión (¿10 M USD en efectivo o con voucher de tarjetas?). Pero les funciona muy bien. Un claro ejemplo de que la tecnología no es la clave, sino las personas y la organización.

Pero al grano, ¿cómo se compra una rifa?. Sólo se puede comprar a un estudiante acreditado. Algunas consideraciones:

  • Hay números reservados. Se denominan cabezales y se compran cada año por las mismas personas (o empresas). Yo soy cabezal desde el 2013
  • Cada rifa tiene 10 sorteos. Se puede comprar sólo para un sorteo o la rifa completa (los 10 sorteos).
  • La rifa cuesta unos 150 USD (o 15 USD cada sorteo)
  • Se paga en efectivo. Al modo arcaico, no hay pasarelas de pago ni nada similar, desde el exterio es muy difícil (en mi caso tengo un permiso especial).
  • Te entregan un papelito y se apunta quien compró qué rifa. No hay fraude porque el control es directo. El premio es nominal y a la rifa

¿Y toca? Pues dicen que la probabilidad es 1 de 33. Las cuentas son:

  1. Hay 66.000 números (para cada sorteo)
  2. Cada sorteo tiene 10 premios principales (o sea 1 de cada 10.000)
  3. Y 3 secundarios a las terminaciones (miles). Es decir casi 5 de cada 100

Es relativamente probable que te toque un premio secundario y muy difícil que te toque un premio principal. De hecho, fijándose sólo en lo dinerario creo que es más probable que te toque la lotería de Navidad Española (si no hice mal las cuentas, claro). Pero es que yo creo que en este caso inviertes en la idea no en ganar (que oye, si toca pues genial). Más dinero en ideas interesantes, para que crezcan.

El Viaje

Y finalmente el objetivo final: viajar. La gestión del viaje se hace a través de una agencia de viajes (creo que uno de los dueños hizo el viaje). El itinerario se define según el proyecto académico del viaje y las necesidades de los alumnos. Y como es un viaje académico, ¿qué pintan los profesores? Pues presentan un proyecto Académico del viaje. Y es un concurso de méritos, es decir, los alumnos escogerán la propuesta de viaje. Y de premio, les pagan el viaje. Suele haber, dentro de cada viaje, diferentes propuestas docentes y son dos profesores los responsables de cada propuesta.

Comencé comprando la rifa a la generación 2007 (más de una, que había más gente interesada) La rifa que compramos es a la generación de ese año, es decir, la que va a viajar (la generación madre). Sólo ver el mapa de su viaje[8] me entra una envidia ...

Y algunas generaciones tenían un blog oficial del viaje (Viaje 2013 / Viaje 2015)

Los Sueños

Supongo que cada viaje es una experiencia impresionante e intensa (tanto por lo que se ve como por lo que se vive). En el año 2010 se publicó el libro Boarding Pass que cuenta (más o menos) toda la historia. Aunque es demasiado literario para mi gusto merece la pena revisarlo. De lo que más me gustó, además de algunos datos generales son estos dos relatos:

  • El Otro, El Mismo de Mauricio Bergeret (su viaje)
  • Bitácora de Cecilia Lanz

Pero aquí tienes más información sobre recopilaciones de relatos y libros:

Y hasta hay un documental. Ojalá se pueda exportar la idea porque yo no conozco nada igual. Realmente interesante.

Pero una de las cosas que he leido que más me gustó, es la experiencia de una de las chicas a las que le compré la rifa, que en un correo me decía:

" ...

No te haces una idea la alegría que me da poder contar con tu colaboración.

Si pudiera añadir algo a tu artículo como comentario, me gustaría contarte mi experiencia como vendedora y puedo decirte que esto se convierte en una obsesión.

En cuanto a la venta, el primer año ES UNA PAPA... 25 rifas! al principio te asustas, pero si te ponés las pilas y  cuando te querés acordar ya las tenés todas vendidas.

El segundo año se empieza a complicar... se te termina el círculo cercano y tenés que empezar a buscar en terrenos desconocidos, pero se puede, sobretodo porque te preocupa más que se tomen las decisiones correctas en cada asamblea para que nuestra rifa, cuando seamos generación madre sea la mejor.

Y éste, el último año...creo que no te das cuenta de la dimensión que tiene esto hasta que ves que está llegando... Todavía no tengo los talones en la mano y siento que no me va a dar el tiempo para venderlas
todas... Además, te das cuenta que en un año te vas y que tenés que empezar a tramitar el pasaporte, las visas, planificar todo el viaje, ni hablar de elegir el tema y el equipo docente y mil cosas que ni siquiera
puedo llegar a imaginar... Esto ni siquiera empezó y ya estamos con la ansiedad a tope... Grupos de face, páginas web, remeras, paradas de ómnibus y carteleras tapizadas de afiches improvisados, folletos
artesanales salidos de la impresora de casa, del trabajo o del kiosko de la esquina... Eso es Arquitectura Rifa... Somos un montón de locos sueltos capaces de hacer casi cualquier cosa con tal de viajar...

Dejamos trabajo, casa, sueldo, pareja (bueno, a veces nos llevamos a nuestro peor es nada por un tiempito, jeje) todo por conocer las maravillas más hermosas que hasta ahora los "libros" nos describen de
las formas más diversas y a la vez nos enseñan que la arquitectura es concebida como un espacio para ser vivenciado y eso es lo que se pretende. Al menos esa es mi interpretación.

Estoy convencida que esta es una experiencia única en la vida por muchas razones: la forma en la que está planteado, que no se trata de algo meramente turístico sino que tiene un sentido, el hecho de que vas con un grupo de casi 300 personas que están en la misma que vos por el mundo y lo otro es el momento de la vida en el que uno viaja. Creo que existe un antes y un después... espero llegar para contarte el después :)

Estaré eternamente agradecida con todas las personas que me ayudaron ya sea comprando o no, porque a veces no se trata sólo de dinero, sino de apoyo, de acompañarte a pegar carteles, a repartir volantes, de comentar al amigo del primo del hermano del tio del vecino.

Y creo que todo aquel que alguna vez viajó tiene la obligación moral de comprar la Rifa siempre que pueda, para darle la oportunidad a otro, como alguien le dio la oportunidad a esa persona... Al menos eso es lo que yo haría...

En definitiva, lo que quiero decir es que me siento en primer lugar muy orgullosa de formar parte de una Universidad PÚBLICA (y lo escribo con mayúsculas porque en muchos lugares eso es un demérito, sin embargo eso no pasa en mi país), que me da la chance de soñar con dar la vuelta al mundo, cuando sería prácticamente imposible hacerlo por mis propios medios.
..."

Y esto es todo, yo ya tengo mi rifa, ¿a qué esperas tú?

Compra Tu Rifa (si vives fuera de Uruguay dímelo y vemos cómo hacerlo)


Notas:

Editado cada año. Ahora en Rifa 2017

[1]. La idea original es la académica. Es decir, conocer y aprender de la arquitectura de todo el mundo. Pero claro, más de 300 chicos y chicas, jóvenes, guapos, con interés en conocer y que han vendido sus rifas y dando la vuelta al mundo. Vamos que ... no sé si dormirán algo.

[2]. En realidad es mucho más que una rifa, pero la gestión de la lotería (rifas) es lo que me pareció impresionante. Porque se trata de organizar un proyecto de 10 millones de USD en 4 años y gestionado por estudiantes principalmente. No sé si hay algo similar en el mundo.

[3]. Es una lotería que está controlada por la Dirección Nacional de Loterías, con sus timbres y sellos. Hay una ley que ampara y regula la rifa. Por ejemplo, si un estudiante está trabajando y se va al viaje la empresale guarda el puesto.

[4]. Si calculamos 300 personas x 200 rifas x 150 USD/rifa da casi los 10 M USD (en realidad se venden más rifas y se recauda un poco por otros items).

[5]. Hasta 170 rifas el 100% es para el viaje. ¿Qué pasa si vendo más? Pues el 60% es para el viaje (en realidad para el de un acompañante) y el 40% va para el fondo común. Hay una parte de colchón económico por si se quedan justos.

[6]. Para la gestión financiera, cada año piden condiciones a los bancos y se quedan con la mejor. ¿Estudiantes poniéndole condiciones a los bancos? Me encanta.

[7]. Son aproximadamente 200, pueden ser más o pueden ser menos. Si no las vendes, tendrás que pagarlas tú (que siempre te compensa porque a lo mejor te toca uno de los premios). En 3 años lo ideal es que una persona venda 25 + 60 + 170 (255).

[8]. Para crear el mapa probé IkiMAP. Realmente impresionante, las posibilidades son increíbles. Ideal para crear mapas. Aproveché el artículo para probar esta magnífica herramienta. Hecha por la empresa Sixtema y con los que estuve trabajando en el proyecto Onde Están

Sección del Artículo
Blog 1 de 1.000
Sección » Uruguay
Sección del Artículo
Viajar por Uruguay: el país
[IMAGE: 'Bandera Uruguaya' /fotos/images/104291/en_uruguay.jpg ] [1] Aunque está claro que Uruguay no es como viajar desde Bolivia [2] es, curiosamente, uno de los destinos (de playa) preferidos en América Latina porque tiene las playas más...

¿Te gustó el artículo?

Comentarios