Comienza Contenido
  • Lo lees en 5 min
  • Archivado en Fotos
  • Escrito por Cesáreo hace 6 años y 2 meses (26 Oct 2012 07:29)

Una de las cosas que más echo de menos de vivir en La Paz es ver el Illimani. Por la mañana, por la tarde, por la noche, en días de sol, en días de tormenta ... Lo mires como lo mires es impresionante. Y no sólo mira a La Paz, sino a todo el altiplano.

En realidad el Illimani es un conjunto de 4 picos de más de 6.000 msnm. Estaba leyendo ahora que también se le llamaba Illimana (por donde nace el sol) . Y no lo sabía, y casi me gusta más así. Illimani: la historia de Illi y Mana (ver leyenda)

Pero aquí va mi foto, tengo muchas más pero esta me gusta porque la saqué desde casa. Admirando a La Paz, admirando al Illi - Mana. Y como quizá no le hace mucha justicia puedes revisar la galería de Flickr

Illimani: El Águila Dorada

Leyenda del Illimani (tomada de EthnikaBolivia. La copié aquí porque no se lee bien en su web)

Cerca de las riberas del río Chuquiabu (actualmente Choqueyapu) Illi un jefe indio 
e hijo de Huiracocha se encontraba en edad de casarse  y los brujos de la región 
le aconsejaban que lo hiciera. Pero el joven sólo atinaba a sonreír. 

Un día Illi se fue a cazar avecillas y concentrado en su actividad oyó los cantos de 
alguien que se acercaba. Era Mana una hermosa muchacha que al ver a Illi calló. Entonces él le preguntó, 
  - ¿Tienes dueño? 

y Mana respondió: 
  - No. 
  - ¿Por qué? preguntó él. 

Mana le explicó que era hija de Furia Keschua y estaba en castigo desterrada en los valles de Chuquiabu. 
 - Y mi nombre en quechua significa " no " es decir
 que jamás podré ser feliz con ningún hijo de Huiracocha.

Illi se enamoró de Mana, pensaba que al ser buenos los dos obtendrían la bendición de Huiracocha y el perdón de Kheshua. 
Para lograrlo se reunió con los brujos y en el momento preciso en que la Luna llenaba de claridad 
aquel lugar invocaron a Huiracocha quien aconsejó a Illi que se alejara de la joven porque algo grave podía suscitarse, 
pero Illi decidió no obedecer y se encerró en su cuarto del cual no salió por varias lunas hasta que oyó el dulce canto de Mana.

Se encontraron nuevamente y acordaron casarse antes de dos lunas. 

Al llegar el día de la boda, los habitantes de la comarca vieron que se levantaba 
una inmensa mole de blancura y se dieron cuenta que Mana había desaparecido. 
Illi, al enterarse, buscó a Mana. 

Al escuchar nuevamente su canto, siguió el sonido y llegó a los pies de la mole blanca. 
En un principio trató de alejarse, pero también se alejaba de la melodía. 
Decidió volver y abrazado a las faldas del cerro gritó el nombre de su amada.

La melodía desapareció, la mole blanca era el traje de novia de Mana convertida 
en un cerro nevado y frío que ni el sol puede calentar. Kheshua había cumplido. 
Illi quiso gritar la perversidad de Keshua, pero Huiracocha por no dejarlo sufrir 
hizo que el viento de la blancura de Mana entonara la canción que conocía Illi. 
Él también desapareció y se convirtió en una brisa en las cumbres del nevado.

Desde entonces Illi cuida a Mana y no se separan. 
Huiracocha permite que Illi aparezca en Chuquiabu alguna vez, en forma de tempestad para enseñar a los moradores que el castigo se cumplió.
Sección del Artículo
Blog 1 de 1.000
Sección » Fotos
Sección del Artículo
Niñas llenas de vida
Esta foto la enviaré mañana en mi boletín de artículos [1]. Se titula _de viaje con Sofía_ y la hice en el 2007 en la sierra de Guadarrama en Madrid, paseando por El Ventorrillo. La incluí en el artículo de niños llenos de vida [2] por la...

¿Te gustó el artículo?

Comentarios