Comienza Contenido
La Playa

Con las crisis económicas se ha puesto de moda aceptar que los picos de trabajo son necesarios. Y no, no lo son. En realidad los picos de trabajo, de forma sostenida, son muy perjudiciales en términos de productividad, sobre todo en lo que llamamos los trabajadores del conocimiento (que cada día somos más). Y son malos para el que hace el trabajo pero además un síntoma de que la gestión es muy mala.

Hace varios años (más de 10) la esposa[1] de un ingeniero de EA, la famosa empresa de videojuegos, publicó un artículo quejándose de las horas excesivas de trabajo que hacía su marido a la semana[2]. Criticaba lo que en el argot se llama crunch mode es decir los picos de trabajo. Esas semanas que hay que trabajar más porque se acerca una fecha límite. Todos hemos hecho sobreesfuerzos puntuales, ese no es el problema. El problema es cuando es lo habitual. El artículo es de 2004 y se convirtió en un clásico al hablar de productividad y sobreesfuerzo. Merece la pena leerlo (y los comentarios). Eso sí, está en inglés: EA: The Human Story Además en el artículo se plantea el problema legal[3]

Y, al hilo de esa queja, Evan Robinson publicó un artículo un poco más tarde (Why Crunch mode ....) donde estudió la respuesta a la pregunta ¿es realmente productivo trabajar, p.ej., 60 horas a la semana? El artículo es excelente, está lleno de referencias y responde lo que todos ya nos imaginamos: no. Bueno, no con sentido común. Alguna vez no pasa nada, pero los picos de trabajo son, por naturaleza malos e insostenibles en el tiempo. Y por ser prácticos, hace casi 10 años concluyó estas estas 6 lecciones (realmente excelentes):
  1. La Productividad no es lineal, depende de la hora. No es lo mismo la Hora 1, que la hora 6. Luego baja mucho e incluso puede ser negativa. A más horas, penaliza lo ya trabajado.
  2. La Productividad en los trabajadores del conocimiento es difícil de cuantíficar. No son clavos por hora, ni líneas de código, ni hojas de informes. No es tan fácil definir (bien) el alcance de muchos trabajos
  3. La semana laboral de 40h a 8h/día (5 días) parece ser el equilibrio adecuado para maximizar la productividad a largo plazo (y la vida)
  4. Si trabajas 60h/semana, en 2 meses (es decir 480h = 2m x 4sem/m x 60 h/sem) sería lo mismo que trabajar 40h/semana (320h = 2 x 4 x 40). Sí, trabajar más, llega un momento que no sirve de nada
  5. Trabajar más de 24h seguidas implica una pérdida de capacidad cognitiva del 25% (y el impacto en productividad será incluso mayor)
  6. La falta de sueño es un factor que multiplica la pérdida de productividad.
La Puerta

Pero quizá lo mejor de todo es que la intención original de la mujer, provocó un movimiento de mujeres y trabajadores con demandas globales a EA y la empresa tuvo que asumir costes importantes por demandas judiciales y reorganizar la carga de trabajo[4]

La productividad no es lineal y es algo que a las personas con capacidad directiva les cuesta entender[5]. Probablemente porque son los que más necesitan mejorar su productividad[6] y también porque reciben la mayor carga de presión y responsabilidad.

De todas formas, en el día a día, sabiendo que nuestra atención y nuestro tiempo son recursos muy limitados y que se agotan rápidamente, podemos reaccionar con algunas estrategias.

  1. Asignar máximo el 75% del total. Es decir, si el día son 8h, asigna máximo tareas para 6h. Sino caerás en sobretrabajo e irás a peor
  2. Definir horario de trabajo. La principal ventaja de una oficina sería poner límites: un espacio y un tiempo de trabajo separados. El problema es no cumplirlo. Un horario de más de 40h/semana de trabajo implica un riesgo de que baje la productividad.
  3. Aprender a Decir que No. En realidad es aprender a poner límites a las personas (jefes o no), firmes en el fondo, blandos en las formas (aprender a negociar). Ya, no es tan fácil (pero inténtalo).

Los picos de trabajo son malos porque no mejoran la productividad, en general la empeoran, pero lo peor es cuando nos quita nuestra capacidad de aprender a poner límites (a nosotros y a otros). Y eso, sí es malo.

Notas

[1]. Se descubrió que la mujer era Erin Hoffman y es la esposa de Leander Hasty.

[2]. Habla de 85h/semana. Pero en realidad su queja no era sólo por la cantidad de horas, sino por el engaño de la empresa y no asumir el pago. De hecho, según lo que cuenta, serían 87,5 horas a la semana.

[3]. En muchos convenios laborales se estipula un precio por las horas extras. El no pagarlo, es causa de demanda (como en este caso). Después de este demanda se incluyeron los artistas (diseñadores) en un convenio especial.

[4]. La demanda, 2 años más tarde, en 2006, la ganaron los trabajadores (EA settles OT dispute ...). Dos demandas por casi 30M USD

[5]. Parte de la explicación es que las herramientas de planificación de los recursos (típicamente Excel y Project) permiten reprogramar los proyectos fácilmente simplemente haciendo click y arrastrando. Pero la realidad (humana) es que la productividad de la hora 1 no es lo mismo que la hora 6, o en un proyecto no es lo mismo la productividad de la hora 100 que la 600, o la del Recurso A o el Recurso B. El recurso humano no es como otros recursos. Es personal.

[6]. Sea por formación (aplica el principio de Peter) o por obligación (el puesto viene determinado por la evolución profesional) o por motivación económica (por ganar más dinero) aplica también la productividad no lineal. Hay mucha diferencia entre unos jefes y otros

Sección del Artículo
Blog 1 de 1.000
Sección del Artículo
Tres Preguntas para el malabarista
[IMAGE: 'Dirigir un Proyecto' /fotos/images/150273/malabarista.jpg ] [1] Hay *tres preguntas que son bien importantes* en la gestión de cualquier proyecto. Tienen que ver con lo que se llama *el Triángulo de la Ejecución*. Es más, están...
Si te interesan este tipo de artículos, revisa mi Curso de Proyectos

¿Te gustó el artículo?

Comentarios